El Circulo del Odio… por Juan José Hassan

Estimados lectores:

En un mundo donde la cotidianidad cada día nos vuelve mas personalistas y de una u otra forma mas agresivos, se hace muy difícil lidiar las relaciones con el colectivo para pasar los malos ratos y ser mejores ciudadanos. En ese sentido me llegó esta reflexión de mi amigo  Juan José Hassan acerca de como romper esos círculos perversos de odio, lo transmito a ustedes, con la esperanza de que el artículo los haga reflexionar y les proporcione la oportunidad de ser mejores padres, mejores hijos, mejores esposas y / o esposos, en general mejores ciudadanos.

“Un importante señor grito al director de su empresa, porque estaba enojado en ese momento. El director, llego a su casa, y le grito a su esposa, acusándola de que estaba gastando demasiado, porque había un abundante almuerzo en la mesa.
Su esposa grito a la empleada porque rompió un plato. La empleada dio un puntapié al perro porque la hizo tropezar. El perro salió corriendo, y mordió a una señora que pasaba por la vereda, porque estaba obstaculizando su salida por la puerta.
Esa señora fue a la farmacia para colocarse la vacuna y que le curaran la herida, y grito al farmacéutico, porque le dolió la vacuna al ser aplicada. El farmacéutico, llego a su casa, y grito a su madre, porque la comida no era de su agrado.
Su madre, tolerante, y un manantial de amor y perdón, acaricio sus cabellos diciéndole: Hijo querido, prometo que mañana hare tu comida favorita. Tu trabajas mucho, estas cansado y precisas una buena noche de sueno. Voy a cambiar las sabanas de tu cama por otras bien limpias y perfumadas para que puedas descansar en paz. Mañana te sentirás mejor. Bendijo a su hijo y abandono la habitación, dejándolo solo con sus pensamientos.
En ese momento, se interrumpió el CIRCULO DEL ODIO, porque choco con la TOLERANCIA, la DULZURA, el PERDON y el AMOR.
Si tú eres uno de los que ingresaron en un CIRCULO DE ODIO, acuérdate que puedes romperlo con TOLERANCIA, DULZURA, PERDON Y AMOR.
La vida no es tan breve que no de tiempo a la cortesía. Emerson.
Es imposible enfadarse i reírse al mismo tiempo. La rabia y la risa se excluyen mutuamente y tu tienes el poder suficiente coma para escoger cualquiera de las dos. W.Dyer.
10 acciones que hacen la diferencia
10 Acciones para hacer la diferencia. Estoy convencido que la aplicación de estas acciones son pequeñas cosas que por obvias dejamos pasar, pero que hacerlas genera un impacto que permite destacar y mejorar personalmente. “Todos los hombres nacen iguales, pero es la última vez que lo son” A. Lincoln.
Tanto en la adolescencia como cuando estamos en la carrera y pensamos en el futuro, es común escuchar o exclamar que uno “quiere ser alguien en la vida”, desde mi perspectiva, siempre se es; quizá el sentido correcto es “ser alguien que marque la diferencia”. Desde hace tiempo sostengo la teoría de que para ser diferente hay que actuar diferente.
Una diferencia, de acuerdo al diccionario es: “El hecho, condición o grado de no ser igual”. A veces el stress, nuestros propios problemas o simplemente nuestra percepción de la vida nos vuelven presa fácil para olvidar que el hacer sentir bien a los demás es un punto fino que nos hará destacar.
Este artículo pretende dar las 10 acciones que considero necesarias para que ese punto fino marque una diferencia. Estoy convencida que la aplicación de estas acciones son pequeñas cosas que por obvias dejamos pasar, pero que hacerlas genera un impacto que permite destacar. Pues bien queridos lectores, he aquí diez acciones que he comprobado hacen la diferencia:
1. Una sola cosa a la vez.
Cuando vamos a dedicar tiempo a alguien, entiéndase un proveedor, un cliente y no se diga un subordinado es importante estar en un espacio y tiempo en donde uno se asegure que no habrá llamadas que interrumpan, que no haya distracciones y que ese tiempo que estamos dedicando sea uno de atención, de concentración y de escucha total para el interlocutor.
2. Reportarse a llamadas.
Desde que existe el teléfono celular parecería imposible concebir un mundo en donde no estemos localizables a cualquier hora y en cualquier lugar; ¡¿Apagar el celular?! Parece impensable; sin embargo tiene mucho más impacto reportarse a una llamada que contestar a media junta o interrumpir algún evento o plática por atenderla.
3. Saludar al llegar.
Si bien es cierto que, en ocasiones, al saludar nadie responde; también lo es que por esa falta de respuesta uno deja de saludar. Aquí la diferencia está en entender que uno no saluda para recibir una respuesta; sino porque uno llega.
4. Despedirse al salir
Es el mismo principio que el punto anterior. La prisa, o el pensar que no nos van a responder son aspectos que hacen que no nos despidamos al salir. Peor aún cuando pensamos que no tenemos que hacerlo. ¡Tome la iniciativa! Lo peor que puede ocurrir es que no tenga respuesta, pero de nuevo, uno se despide porque es quien está dejando el lugar, no para recibir una respuesta.
5. Llamar a la gente por su nombre
¡Cuántas veces ignoramos el nombre de la gente a nuestro alrededor! Es común escuchar que esto ocurre porque se tiene tan mala memoria que sería imposible recordar todos los nombres! A mi parecer, no se trata de memoria, sino de atención o detalles como pedirle a la gente que porte gafete. Se debe cuidar no usar sobrenombres. ¡Mucho menos ser el creador del mote!
6. Sonreír
Se dice que se necesitan más músculos para enojarse que para sonreír, y si es más fácil ¿porqué no lo hacemos? Quizá porque no sólo no estamos acostumbrados, sino porque como decía al principio es tan simple que se pierde de vista el impacto que se puede tener. Una sonrisa transmite entre otras cosas confianza, fomenta el acercamiento de los demás. Sólo sonríe aquél que por dentro está bien.
7. Cumplir lo que se promete
Reza el dicho “prometer no empobrece”, si bien no económicamente si lo hace en confianza. Cuando uno promete y no cumple, la gente deja de creer en lo que decimos Pocas veces somos conscientes del impacto de nuestras palabras, pero la gente lo es de nuestros actos. La diferencia radica en que la gente notará que cumplimos aquello que dijimos.
8. Comportarse como si se tuviera un puesto superior.
En este aspecto me refiero más a la iniciativa y toma de decisión que al estilo de vida. El cumplir con lo que el puesto demanda se considera una obligación, pero el hacer o proponer algo que vaya más allá, siempre nos hará candidatos a ocupar un nivel superior. Creo que hay que comportarse para llegar a ser y no esperar a llegar a ser para empezar a comportarse al nivel que queremos estar.
9. Saber escuchar.
Pareciera tan difícil permanecer callado mientras el interlocutor habla, porque aún cuando estamos en silencio muchas veces nuestro diálogo interno no nos permite atender y mucho menos entender lo que el otro nos quiere transmitir. Tendemos a interrumpir o a explicar el propio punto de vista lo que hace a la escucha la oportunidad más sencilla de demostrar verdadero interés.
10. Usar las palabras gracias y por favor.
Cumplir con lo que el puesto demanda no es sólo una obligación, no deja de ser una acción que el otro realiza, ¿porqué no agradecerla o pedirla por favor? Por increíble o sencillo que parezca el decir gracias y por favor son dos muestras de consideración.
Dice Lincoln que la última vez que todos somos iguales es al nacer, de donde se infiere que después, cada quién se vuelve diferente; y diría Amado Nervo cada quien se vuelve “arquitecto de su propio destino”. Entonces, ¿Porqué volvernos diferentes, si en esa diferencia hemos de seguir siendo iguales? Comience por saludar y despedirse, siga con las llamadas y después continúe con la lista anterior, le aseguro que una vez que descubra el impacto que esto genera, habrá logrado hacer la diferencia.
Muéstrale tu mejor cara a la vida , lucha por tus sueños , limpia las lagrimas en tu vida y date la oportunidad de ser feliz de vivir un gran abrazo y que dios te bendiga”

 

Juan José Hassan

 

Bitacoras.com : , ,

Comments

0 Responses to "El Circulo del Odio… por Juan José Hassan"

Publicidad

Publicidad
laconcienciaciudadana@gmail.com

Datos personales

Mi foto

Editor del blog el Gourmet Urbano, especialista en dispositivos móviles y políticamente correcto!!
Puedes saber mas de mi en mis perfiles de LinkedIn, About.me 

Archivos del blog

Labels

Blogumulus by Roy Tanck and Amanda Fazani

Twitter

Twitter Button from twitbuttons.com

Nacional

eluniversal.com: Avances

Premio "A liberar el Tocororo"

Premio "A liberar el Tocororo"
Premio "A liberar el Tocororo"