El viejo padrón y el proyecto oficialista …por Omar Rocha Rojo

bolivia-elecciones
En el oficialismo todavía no se asume la realidad del nuevo padrón biométrico, por que esta demostrado que este no solo es contrario a sus intereses, sino demasiado complejo para su manipulación y  mucho más difícil para hacer fraude, por lo personalizado del registro, cuya seguridad son las huellas dactilares, en consecuencia surge la necesidad de volver al viejo padrón para la elección de diciembre y efectivizar los objetivos de reproducción del poder y de una  mayoría aplastante que les garantice consolidar su régimen totalitario.
Para ello se ha montado toda una estrategia orientada a impedir la elaboración del Padrón Biométrico. Fue el Senador Carlos Berth aliado del Gobierno que en su condición de   Senador de la República comenzó cuestionado aspectos de orden metodológico como la delegación a entes privados con capacidad tecnológica para proveer el servicio, al unísono otro acolito del oficialismo, el Presidente de la Corte Electoral en un franco desacato a la Ley aprobada en el Congreso Nacional resuelve no acatar la elaboración del nuevo padrón biométrico, posterior a ello la propia Corte Nacional  decide que las Cortes Departamentales Electorales serán las responsables de su construcción  como si tuviesen la capacidad técnica y operativa para ello, para finalmente el Gobierno consuma su objetivo exteriorizando su propósito mediante un proyecto de Ley que no admite ninguna posibilidad de plazo extraordinario para la elaboración del nueva padrón, determinando que la elección de diciembre debe realizarse con el viejo padrón.
Como se puede advertir, el tema de fondo es el viejo padrón, aquel instrumento de manipulación de la voluntad ciudadana, que es totalmente confiable para la ejecución de infinidad de formas de fraude electoral. Aquel que es perfecto para que los muertos acudan a los comicios, los notarios electorales remplacen las verdaderas  actas de escrutinio por otras con resultados al 100 % a su favor en el trayecto a las Cortes, se utilice los carnets del proyecto de cedulación “Patria Grande” entregados en las oficinas del partido de Gobierno  a personas que votan más de 10 veces en distintos recintos electorales, es el mecanismo  idóneo que permite inventarse impunemente  notarias fantasmas cuyos votos  cuentan en el resultado final y pesan en el porcentaje definitivo de la elección, que se usa para hacer un  efectivo el control del voto en el área rural bajo amenaza de justicia comunitaria, es el  que permitió  inflar con nuevos votantes en zonas rurales donde es imposible el control de las autoridades electorales,  en síntesis es el instrumento perfecto para hacer creer a la gente que reiteradamente se obtiene resultados del 60,70  % y construir mayorías amañadas que no expresan el sentimiento de la población.
Por eso el viejo padrón es necesario para el Gobierno, porque sin él será imposible que  el oficialismo logre los resultados alcanzados en este último tiempo, y en consecuencia seguirá logrando mayorías fraudulentas,  nutriéndose de una tropa de parlamentarios sumisos y  levanta manos, sin un mínimo de capacidad propia de cumplir sus funciones  y los bolivianos y bolivianas seguiremos viviendo con el Jesús en la boca y condenados a nuestra propia suerte.

Bitacoras.com : , ,

Comments

0 Responses to "El viejo padrón y el proyecto oficialista …por Omar Rocha Rojo"

Publicidad

Publicidad
laconcienciaciudadana@gmail.com

Datos personales

Mi foto

Editor del blog el Gourmet Urbano, especialista en dispositivos móviles y políticamente correcto!!
Puedes saber mas de mi en mis perfiles de LinkedIn, About.me 

Archivos del blog

Labels

Blogumulus by Roy Tanck and Amanda Fazani

Twitter

Twitter Button from twitbuttons.com

Nacional

eluniversal.com: Avances

Premio "A liberar el Tocororo"

Premio "A liberar el Tocororo"
Premio "A liberar el Tocororo"